Esta es una compañía de medios de noticias dedicada a informarle las noticias más importantes del día y ayudarlo a descubrir un nuevo artista. Somos el sitio web de descubrimiento de artistas próximo número uno porque aprendemos a combinar noticias generales con música.

Post Page Advertisement [Top]

publicidad

please follow/ por favor seguir

subscribirte para recibir las noticias importante del dia de la musica

comparti tu musica aqui

Submit your music to us using Share Pro

publicidad


 ¡Qué celebración para los papás! Considerando todo esto, es una sorpresa que el show de McClusky en el Sinclair el viernes pasado haya tenido lugar. La banda galesa de post-hardcore celebró el lanzamiento de su famoso segundo álbum Mclusky Do Dallas veinte años después, pero les resultó complicado dar conciertos en Estados Unidos. Los programas se han retrasado debido a COVID y el cantante Andy "Falco" Falkous ha estado enfermo con tinnitus grave, algo que este escritor sabe muy bien. Sin embargo, el espectáculo sucedió y fue genial.


Minibeast de Providence abrió el espectáculo. Peter Prescott, que solía tocar la batería en Mission of Burma, toca la guitarra y canta en la banda. Como un Lightning Bolt más agradable, la banda tocó una serie de canciones largas y fluidas que no seguían ninguna estructura estándar. En cambio, optaron por la experimentación y la grandilocuencia. Fue entretenido ver a Prescott mientras tocaba el canto, la guitarra, el sintetizador y hablaba con la multitud, todo al mismo tiempo. Pero lo que dio a estas canciones su verdadero poder fue el ritmo, interpretado por Niels Lawhite al bajo y Keith Siedel a la batería. En términos simples, el set fue genial. La gente que entraba al espectáculo estaba confundida y emocionada por la extraña apariencia de la banda en el escenario y las canciones de ritmo rápido. La misión de Birmania debe haber tenido un efecto en McLusky, por lo que tener a Minibeast en este programa fue una buena ventaja. Otra victoria para papá.


Hubo otro espectáculo con un gran nombre entre estos grupos de condenados a cadena perpetua. Se llamaban The Martha's Vineyard Ferries. La banda tocaba rock mucho más directo. Tocaron canciones cortas y pegadizas y otras más largas y suaves que sonaban un poco como la otra banda de Falco, Future of the Left. Aunque eran los menos serios de los tres grupos, era fácil ver por qué encajaban. Las canciones de los Ferries tenían muchas partes pesadas y líneas divertidas, como en "She's a Fucking Angel (From Fucking Heaven)". Las improvisaciones de medio tiempo de la banda fueron un buen descanso de dos bandas que tocaban música extremadamente alta, y al público le gustaron las canciones únicas y variadas de la banda.


Nada parecía correcto en este extraño y desordenado conjunto. El baterista estaba colocado detrás de paredes de vidrio como si fuera un espectáculo en una arena, y Falco usaba audífonos para proteger sus oídos, ambos sacrificios por su tinnitus. Una canción suave llamada "Fuck This Band" fue la primera canción que tocaron, y al final sonó una canción de Disney. No duró, por supuesto. Rápidamente interpretaron "Dethink to Survive" y "Collagen Rock", y la primera canción fue solo una distracción. La banda tocó 20,5 canciones en un set de 80 minutos que se volvió menos apretado a medida que avanzaba. Falco pidió cambiar "That Man Will Not Hang" por la cara B "No Covers", pero él y el bajista y cantante Damien Sayell olvidaron sus partes y eligieron tocar "Hang" en su lugar. Este tipo de holgura ad hoc era muy McClusky y al público le gustó.


Como era de esperar, Falco también fue un idiota. "You Should Be Ashamed, Seamus" fue la mejor canción del set, como dijo al principio. Como si eso no fuera suficiente, también les dijo que "Unpopular Parts of a Pig" era una canción nueva. Escribió una canción para todas las niñeras que trabajaron esa noche y bromeó con los fans sobre la relación entre Gran Bretaña y Boston. Pero cuando fue necesario, se puso serio y dirigió a la banda a través de un set famoso y salvaje. La banda tocó once canciones de Mclusky Do Dallas. Esta fue la mayor parte del disco y una buena parte del setlist. También tocaron las cuatro canciones nuevas (más o menos), que eran ruidosas y encajaban perfectamente con las canciones que tenían 15 años. Algunas de sus canciones más violentas fueron "Without MSG I Am Nothing", "To Hell With Good Intentions", "Alan is a Cowboy Killer" y "Lightsabre Cocksucking Blues", que también es una de mis favoritas de todos los tiempos. Durante el set, hubo enormes mosh pits y la banda a menudo parecía como si estuvieran a punto de desmayarse por el cansancio. No podrían haberlo hecho más difícil con sus cuerpos.


Fue un gran set por todos lados. Ha habido cambios de alineación, emergencias sanitarias mundiales y emergencias sanitarias internas para la banda. Se separaron en 2005 y volvieron a estar juntos en 2014. Sin embargo, Mclusky continúa y muchas personas de mi edad que se perdieron la primera carrera pudieron ver un sueño hecho realidad. La fiesta de la ira continuó pasada la medianoche y terminó con "Whoyouknow", la última canción de Do Dallas. Puede que haya cosas buenas por delante para McLusky: las nuevas canciones son una buena señal. Sin embargo, a la gente que estaba allí le encantó esta oportunidad que antes era imposible y la banda superó todas las expectativas. A medida que pasa el tiempo, rockeemos mientras podamos. Son los papás los que rockean duro, no los papás rockeros. McLusky tocó un set famoso que fue violento, ruidoso, divertido y se prolongó hasta altas horas de la noche.


Photos by Harry Gustafson

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]