Esta es una compañía de medios de noticias dedicada a informarle las noticias más importantes del día y ayudarlo a descubrir un nuevo artista. Somos el sitio web de descubrimiento de artistas próximo número uno porque aprendemos a combinar noticias generales con música.

Post Page Advertisement [Top]

comparti tu musica aqui

Submit your music to us using Share Pro

publicidad

please follow/ por favor seguir

 



En las infinitas profundidades del espacio, dos extraordinarios diplomáticos terrestres continúan con su legendaria búsqueda. A pesar de todas las expectativas, las naves espaciales Voyager 1 y Voyager 2 han permanecido en funcionamiento durante el período de tiempo más largo desde su lanzamiento en 1977. ¿Cómo han logrado tener tanto éxito durante tanto tiempo? Las sondas Voyager han podido continuar su misión durante cuarenta años gracias a una ingeniería notable, una planificación brillante y un poco de suerte.


Construcción sólida: Las naves espaciales Voyager fueron diseñadas minuciosamente para soportar el vacío extremo del espacio. Los micrometeoroides, la radiación y las temperaturas extremadamente altas fueron problemas de los que los planificadores de la misión fueron conscientes desde el principio. A bordo de las sondas se encontraban componentes electrónicos reforzados, sistemas redundantes y blindajes protectores para protegerse contra estos peligros. No habrían sobrevivido tanto tiempo sin esta sólida construcción.


Mantener la disponibilidad de energía es un obstáculo importante para el funcionamiento a largo plazo de las sondas espaciales. Las sondas Voyager utilizan un método alternativo para alimentarse, a diferencia de la vida útil finita de fuentes convencionales como las baterías. Los generadores termoeléctricos de radioisótopos (RTG) que convierten el calor de la desintegración radiactiva en electricidad alimentan estos dispositivos. Las Voyager han estado operativas durante más de 40 años gracias a esta brillante fuente de energía.


Reducción del uso de energía: Las naves espaciales Voyager han implementado numerosas estrategias para reducir su consumo de energía, lo que les permitirá durar más. Entre estas medidas se encuentran la optimización de su rumbo para aprovechar las ayudas gravitacionales de los planetas, la reducción de las velocidades de transmisión de datos y el apagado de sensores no esenciales. Las sondas Voyager han ampliado con éxito la duración de su investigación científica mucho más allá de la duración prevista de la misión controlando meticulosamente sus recursos y operando con reservas de energía restringidas.


La vida útil de las Voyager se debe en gran parte a su ingeniería, pero también han tenido suerte en sus encuentros. Utilizando la asistencia de la gravedad para viajar más lejos en el espacio, ambas misiones han tenido la rara oportunidad de encontrar y explorar numerosos planetas de nuestro sistema solar. Estas interacciones cumplieron una doble función: repusieron los suministros de energía de las sondas, lo que les permitió permanecer operativas durante más tiempo, y también proporcionaron importantes datos científicos. El viaje de las Voyager habría sido abortado si estos afortunados encuentros no hubieran tenido lugar.



El éxito continuo de las sondas Voyager se debe a una combinación de casualidad cósmica, planificación cuidadosa y creatividad humana. La construcción resistente de la nave espacial, sus novedosos sistemas de energía y su meticulosa gestión de la energía les han permitido superar las expectativas y seguir transmitiendo datos útiles desde partes distantes de nuestro sistema solar. Un recordatorio de nuestra curiosidad ilimitada y nuestra capacidad para traspasar los límites de la investigación, las Voyager se están aventurando en el espacio interestelar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

subscribirte para recibir las noticias importante del dia de la musica

contact form

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Bottom Ad [Post Page]