Esta es una compañía de medios de noticias dedicada a informarle las noticias más importantes del día y ayudarlo a descubrir un nuevo artista. Somos el sitio web de descubrimiento de artistas próximo número uno porque aprendemos a combinar noticias generales con música.

Full width home advertisement

Post Page Advertisement [Top]


 Este último año ha sido nada menos que un torbellino para Álvaro la Fuente, cuya joven pero agitada carrera musical lo ha llevado por todo el mundo. El músico español conocido como Guitarricadelafuente viajaba con solo un puñado de canciones en su haber antes del lanzamiento de su LP debut, La Cantera, en mayo. Esas canciones a menudo presentaban el acento clásico y bajo de La Fuente sobre melodías acústicas. Después de decidir que quería grabar un disco completo, la Fuente se asoció con Raül Refree, uno de los primeros colaboradores de C. Tangana y Rosala, para crear un disco que rinde homenaje al pasado mientras mira hacia adelante.


De la Fuente, un vástago musical de las tradiciones españolas de jota y bandurria, ha estado enamorado durante mucho tiempo de las melodías eternas de antaño. Además de su toque experimental, La Cantera presenta elementos de tradiciones musicales de ambos lados del Atlántico. La Cantera es un homenaje a los jóvenes del futuro, lleno de sofisticadas referencias a la tradición y coqueta ingenuidad.


Álvaro la Fuente se sentó con Rolling Stone antes de su presentación debut en Nueva York y Estados Unidos a principios de este otoño para hablar sobre su nuevo álbum y la música que dio forma a sus años de formación.


Al principio, ¿qué era lo que te interesaba tanto de la música?

Benicassim, un centro turístico costero al norte de Valencia, es donde entré en este mundo. Toda mi familia es de la región de Aragón de España, específicamente de la ciudad de Zaragoza. Al crecer, frecuentaba las cavernas de Zaragoza, salía con amigos y escuchaba música. Cuando tenía 14 años, tomé la guitarra y comencé a construir una conexión emocional más profunda y multifacética con la música, particularmente durante mis viajes a Zaragoza. Desde que crecí en la década de 1980, gravité de forma natural hacia la música popular de la época, lo que significó toneladas de música rock para mí. Pero también escuchábamos mucha música tradicional, bueno, pistas con un matiz más emotivo, el tipo de canciones que nos hacían pensar en nuestros abuelos.


La casa de mi abuelo y mi abuela estaba atestada de guitarras, para empezar. Mi bisabuelo viajaba tocando la guitarra y la bandurria como jotero del pueblo. Por lo tanto, fue en algunos de estos entornos donde floreció por primera vez mi interés por la historia y la formación de la identidad. Al final, la música se convirtió en el medio a través del cual este ethos histórico podía comunicarse a las generaciones futuras.


Su música suena como si se inspirara en una variedad de lugares y períodos históricos y geográficos diferentes. Cuando empezaste a hacer música, ¿qué estabas escuchando?

Escuchábamos mucha música rock, particularmente rock español, con nuestros amigos. Artistas de los campamentos de Extremoduro y Loquillo. También había mucha rumba, rumba gitana de Cataluña y bandas como Manu Chao que escuchaba. No fue hasta que tomé la guitarra que estuve expuesto a la música de leyendas como Chavela Vargas y Simón Daz. La música del otro lado del Océano Atlántico ha sido una gran fuente de creatividad para mí. Asimismo, comencé a desarrollar un gran aprecio por la música que nunca antes había escuchado, especialmente la de épocas anteriores. Fue la idea de que cualquier canción podría sobrevivir al olvido lo que realmente despertó mi interés en el material más antiguo; el hecho de que hubiera resistido la prueba del tiempo y todavía se jugara y reconociera al público le dio valor a mis ojos.


Para mí, este encantamiento estaba indisolublemente ligado a la jota. Sin embargo, no fue hasta que dejé Benicassim y Zaragoza que realmente comencé a apreciar la jota. Como muchos otros, conocí por primera vez al cantautor local Antonio Labordeta de esta manera. Después de la guerra, cantó jotas para expresar su indignación y defender el país de los argoneses. Después de eso, ingresó a la política, se convirtió en una personalidad de la televisión y publicó poesía y libros. Era un aragonés polifacético cuyo arte me marcó profundamente. Sin embargo, el reggaetón también se jugó mucho. Había abundancia de Daddy Yankee, Omega. Omara Portuondo por la parte cubana y Cigala por la española fueron constantes compañeras. Pasó a algo mucho más latino que flamenco. También está Caetano Veloso, que nunca deja de transformarse en algo nuevo. Ese es el tipo de persona que quiero emular.


Ha pasado poco tiempo desde que hiciste tu primera grabación en una Playstation, y ahora estás colaborando con Raül Refree, el productor de Rosalía en Los Ángeles. La pregunta es cómo llegaste de la Playstation a La Cantera.

También está la cuestión de qué tan rápido evolucionaron las cosas, en mi opinión. Empecé a hacer música cuando era estudiante de arquitectura y todo lo que tenía era un micrófono PlayStation y GarageBand para grabar y mezclar mis pistas. Solo tenía seis canciones, pero las puse todas en Spotify. Empecé a hacer giras unos cuatro meses después y continué durante otro año y medio. Aún así, estaba teniendo problemas para entender la relevancia de mis acciones. Aunque la recepción que estaba teniendo estas canciones era alentadora, todavía me sentía como  e Solo estaba arañando la superficie de mi verdadero potencial creativo. De repente, me di cuenta de que tenía todo lo que necesitaba para resolver el problema, pero las piezas estaban dispersas a mi alrededor en lugar de encajar. Fue entonces cuando me preocupé por completo con la grabación de un álbum.


El sonido de La Cantera es diferente a lo que has hecho en el pasado. ¿De qué manera crees que Refree fue responsable de este cambio y cómo fue colaborar con él?

Creo que al entrar en el proceso de grabación, las expectativas de la gente eran que sería un álbum muy convencional y folclórico. Dicho esto, no era nada que buscara activamente. Apunté a una producción de alta calidad, algo parecido a la de un álbum de Frank Ocean o Blood Orange. Al principio dudé porque [Refree] tomó varias de mis canciones y las reconstruyó de una manera que era más experimental, más íntima y etérea que lo que había hecho.


Al principio, me imaginé un álbum que dependía en gran medida de la guitarra y mi voz. Raúl, sin embargo, tenía otros planes cuando llegó al estudio. Se invirtió mucho tiempo en arreglar las canciones y darles la vestimenta adecuada. Hubo melodías y canciones completamente establecidas que se formaron durante el proceso. Creo que finalmente nos hemos unido como un excelente equipo, y tengo plena fe en sus planes.


Muchos estilos, ideas y emociones informan a La Cantera. ¿Puedes explicar el panorama general de la narrativa del álbum?

Cada canción es su propio universo en mi mente. Varios factores geográficos definen y dan forma a cada uno. Tornaviaje es una forma de viaje acústico que atraviesa el Atlántico desde la Península Ibérica hasta las playas de América Latina, y creo que abarca todas estas cosas. Por ejemplo, "La Filipina" tiene elementos de jota y ranchera en su tono. Hice una referencia a la cantante mexicana Chavela Vargas en mi canción "Mil y una noches" con la letra "si pudiera vestir tu rebozo de flores... parrandera de noches".


Sin embargo, el concepto de "la cantera" en sí tuvo un impacto en el estilo general del álbum. Está "la cantera" (los jóvenes) y "la cantera" (el lugar físico de donde se extraen los minerales). Y tenía la intención de que las canciones transmitieran ambas connotaciones. Para mí, deberían tener una cualidad robótica y metálica. Un ejemplo de ello es la rumba "Caballito", que es una rumba cyborg. También grabamos esta melodía usando un piano de cola y baquetas para lograr un tono aún más etéreo pero penetrante. Y en términos de hablar por los jóvenes, me propuse compartir algunas de las historias que me retrotraen a mis años de formación. El resultado es inocente y malvado al mismo tiempo.


Una nueva ola de músicos españoles ha tenido éxito recientemente en los mercados musicales internacionales. ¿Cómo es que, en tu opinión? ¿Y cómo te sientes acerca de ser parte de esta era?

Ver surgir una nueva ola de artistas españoles es fantástico. Durante mucho tiempo, no creo que mucha gente [en España] se preocupara mucho por el pasado. Además, creo que ha habido una transición, posiblemente generacional, donde la gente más joven está más interesada en el pasado. También hemos crecido con una gran cantidad de alusiones culturales. Estamos bombardeados por información, consumimos en exceso y todos somos culpables de cambiar rápidamente entre actividades, como escuchar una canción durante solo 20 segundos antes de pasar a otra.


Esto también significa que estuvimos expuestos a una amplia variedad de estilos musicales cuando éramos niños, y esto se refleja en nuestra música hoy. Me considero un miembro de la generación actual, pero también me inspiro en tiempos pasados. Aunque la música tendrá bases clásicas y contará con alusiones líricas, el sonido será más parecido a un estilo urbano. Sabes, es mi creencia personal que la música convencional de hoy será la gente del mañana. En serio, eso es increíble.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ads

Buscar este blog

Featured Post

Sobre el tema de cotize billones

 W   Una artista llamada cotize billones está ah punto de ser demandada si hace pública su nuevo tema 

Bottom Ad [Post Page]